La Inciclopedia, al conocimiento por el desconocimiento

Quizá el ejemplo más ilustrativo de la biblioteca circular de la que hablaba Borges sea la Wikipedia. Todo un compendio de saberes interconectados de manera semántica y funcional, y con un repertorio y calidad de contenidos mayor que la prestigiosa Enciclopedia Británica.

A la sombra de la Wikipedia, no obstante, han nacido otras hermanas menores, de menor envergadura pero con una especialización técnica de más calado. Uno de los ejemplos más curiosos y divertidos es la Uncyclopedia (en inglés) y su versión española la Inciclopedia.

¿Qué podemos aprender en la Inciclopedia? Por ejemplo, que el comunismo viene de marte, que todos los gays del mundo obedecen a un plan para conquistar la Tierra o útiles consejos para robar un coche de formula 1 al acabar una carrera.

La Inciclopedia respira buen humor y un conocimiento que se divierte reinventado los saberes previos, reinterpretándolos y llevándolos a un nuevo prisma. Eso sí, exigiendo siempre una competencia enciclopédica, tal y como diría U. Eco.

GD Star Rating
loading...

Artículos relacionados:

2 comentarios
  1. Mario
    Mario Dice:

    La Inciclopedia es lo mejor de internet. Todo lo que sé lo aprendí de ahí, y así me va!

  2. Damir
    Damir Dice:

    “Parece vostede unha pita choca”. Y lo kgnlion con acento de Viveiro daban me1s miedo todaveda: “Agora non e9 mais que ferralla.”Y lo de Dragon Ball… que9 se puede decir? Yo llegue9 a faltar a pre1cticas de alguna asignatura en la facultad para poder verla juge1ndome el suspenso, ased que ya este1 todo dicho.La putada es que ni en la versiones en DVD de Dragon Ball, A Vedbora Negra y tantas otras no hemos podido disfrutar de tan gloriosos doblajes.Precisamente en mi blog he tenido un agrio debate sobre un tema parecido con los doblajes y adaptaciones. La gente no entiende que hay que reinterpretar y adaptar, y si la ocasif3n lo requiere incluso superar el original.La traduccif3n es siempre traicif3n, y por eso mismo no este1 al alcance de todo el mundo, pues la traicif3n no deja de ser un arte sublime.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *