Esos deportistas especiales: Jason Williams.

Muchas personas tienen ídolos que por decirlo de algún modo, son los de todos, por ejemplo en fútbol tenemos a Cristiano Ronaldo, en baloncesto a Kobe Bryant, etc. Sin embargo hay otro tipo de jugadores que no destacan tanto en números y títulos pero que son queridos por muchos y odiados por otros.

Uno de esos jugadores especiales es Jason Chandler Williams, también conocido en el mundo del basket por “Chocolate Blanco” Williams. Este mote se lo puso su compañero de batallas en Sacramento Cris Webber.

Williams nació el 18 de Noviembre de 1975 y jugó en la Universidad Marshall, en West Virigina, allí sólo estuvo una temporada con un promedio de 13,4 puntos y 6,4 asistencias por partido. Posteriormente se marchó a la Universidad de Florida, siguiendo a su entrenador Billy Donovan. En los Gators consiguió grandes estadísticas 17,1 puntos y 6,7 asistencias, consiguiendo también el récord de asistencias de la Universidad con 17. Pero sin embargo lo que gustaba a los espectadores era su forma de jugar a baloncesto, con su gran visión de juego y sus pases imposibles. La siguiente temporada fue suspendido permanentemente por consumo de drogas, concretamente marihuana.

En 1998 decidió presentarse al Draft siendo elegido en el puesto número 7 por Sacramento. Fue elegido antes que jugadores como Nowitzki, Pierce o Al Harrington. En Sacramento maravilló por sus mágicos pases. En esta temporada promedió 12.8 puntos, 3.1 rebotes y 6 asistencias lo que le sirvió para ser elegido en el quinteto de roockies. Llegó a ser el segundo jugador en camisetas vendidas. Incluso a gente que no le gustaba el baloncesto se enganchó a ver a este chaval. Os dejo este vídeo para que veáis que es cierto:

En su segunda temporada mejoró sus promedios: con 13 puntos, 3 rebotes y 7.7 asistencias, con lo que ayudó a su equipo a clasificarse para Play offs.

En el all star de Oakland  realizó una de las jugadas que quedarán en la retina de todos los espectadores: El pase de codo, que llegó a decir que lo realizó para que la gente no se lo pidiera más.

En 2001 es traspasado a Memphis coincidiendo con Pau Gasol. Al principio tuvieron sus más y sus menos ya que Jason dijo que “no le volvía a pasar una balón” porque se le escaparon varios pases suyos. Ambos consiguieron que los Grizzlies llegaran por primera vez en su historia a play off.

Ya en 2005 fue de nuevo traspasado a Miami por petición expresa de Saquille O’Neal. En Miami alcanzó el ansiado sueño de muchos jugadores, el anillo de campeón de la NBA.

Tras tres años en Miami firmó con Los Ángeles Clippers, pero no llegó a jugar porque anunció su retirada el 26 de Septiembre de 2008. Sin embargo En Febrero de 2009 decidió volver a las canchas en Orlando, su actual equipo.

Quizás ya haya perdido esa chispa que nos mantuvo despiertos a tantos amantes de la NBA hasta altas horas de la madrugada, pero yo siempre le tendré un especial cariño porque gracias a él me enamoré de este deporte. Os dejo con algunas jugadas suyas:

GD Star Rating
loading...

Artículos relacionados:

2 comentarios
  1. JWill
    JWill Dice:

    Jjaja parcialidad ninguna. Ya intentaré hacer uno sobre esos deportistas odiados simplemente por ser mejores que el resto :P

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *